miércoles, 1 de enero de 2014

Dr. David Walter Aguado, Las Vegas, NV. "Mandela"


 

 

Así me lo enviaron y así lo publico en mi Blog

Muy Interesante.Gracias a D.R. Que me envió la información vía E-mail

 

Watch your thoughts; they become words. Watch your words; they become actions. Watch your actions; they become habits. Watch your habits; they become character. Watch your character; it becomes your destinythey become character. Watch your character; it becomes your destiny



A propósito de la muerte de Mandela…

PREGUNTA: ¿Quién fue el luchador por la libertad negro que más tiempo pasó en crueles prisiones?
RESPUESTA: Respondió usted que fue Mandela. No está solo. Así responderían millones de personas en el mundo…pero estarían equivocados. Ese triste honor se le concede a Eusebio Peñalver, un héroe cubano.

¿Quién fue Eusebio Peñalver? Cuando se habla aquí en el Oeste de personas de origen africano que han sufrido en injustas prisiones por sus ideas de libertad, solamente un nombre sale a luz: Nelson Mandela.


Sin restar mérito al surafricano, deben aclararse ciertas cosas.

Uno, Mandela (y esto lo reconoció él mismo con valentía) violó los derechos humanos de sus compatriotas cuando optó por actos de sabotaje y terrorismo como forma de lucha a principios de los 60.

Dos, Mandela pasó 27 años en prisión; un largo tiempo sin duda.
Eusebio Peñalver, el negro olvidado, es la persona de raza negra que más tiempo ha pasado en una prisión: 28 años.
La prisión de Peñalver fue mucho más cruel que la de Mandela porque el cubano fue un “plantado” desde el primer día tras las rejas, hasta el último minuto en que permaneció en la cárcel. Para Peñalver, no hubo visitas presidenciales, ni las comodidades de una casita dentro de la prisión.
Ser “plantado” significa que el reo no se adapta a los planes de reeducación ideológica, ni se pone el uniforme de presos comunes, ya que se autoconsidera un preso político (Castro dice que en Cuba no hay presos políticos). Como resultado de este comportamiento, el “plantado” puede estar completamente desnudo por tiempo indefinido.
Este tipo de preso es objeto constante de torturas físicas y psicológicas, así como de un extremo abuso que viola los derechos civiles de cualquier ciudadano. Mandela nunca sufrió en ese extremo.
Peñalver luchó en las montañas, con el apoyo de los campesinos, contra el ejército organizado de Castro. Nunca usó ni métodos terroristas, ni actos de sabotaje que pusieran en peligro la vida de inocentes.
Si a esto se le suma el hecho que Mandela fraternizó abiertamente con los Castro, la imagen del africano pierde aún más valor.
¿Se interesó alguna vez Mandela por conocer a Peñalver o algún otro negro (o blanco) encarcelado en Cuba por defender la libertad o ya en el exilio? No.

Dr. David Walter Aguado, Las Vegas, NV.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada