martes, 1 de noviembre de 2011

Haila la cantante cubana y la ONU


Deseo inaugurar mi blog llamado "Nuestras Voces". A pesar que existen muchos con este nombre,(no había hecho la búsqueda correcta), lo considero idóneo para opinar, debatir,conversar, criticar, elogiar o comentar cualquier tema con el debido respeto y deseando que con nuestras voces todos participemos libremente exponiendo las opiniones que son las que embellecen al blog y satisfacen al autor del mismo. Esa es la realidad.Seguiré adelante en este mundo cibernético tropezando, cayendo, y levantándome constantemente en la lucha con esta tecnología más que con las opiniones, porque vivo en una gran democracia y todas son bienvenidas.
Hoy mi tema es acerca de la cantante cubana Haila, promovida en la Mega TV en los programas de Jaime Bayly y Alexis Valdés. En mi opinión es una excelente cantante y merece todo el triunfo de ganarse su dinero ya que esta no dice como Pablo Milanés en su Blog escribió  "Yo soy revolucionario".
La actitud de Haila ha sido la de una profesional en su medio, y merece todo el respeto, la admiración y tolerancia para que siga adelante con sus triunfos, y de paso, aunque criticamos la llegada de Pablo Milanés al Canal de la MegaTV, apreciamos los de estos nuevos valores que nos traen esa música cubana que tantos países no las han querido usurpar o minimizando la autenticidad de ella, llamándola "caribeña". Al César lo que es del César.
No obstante, y fuera del contexto musical, creo que Haila ha cometido un gravísimo error al aceptar la proposición de la ONU.
Si va a combatir la violencia doméstica, que en USA es totalmente inaceptada por la sociedad y las leyes, no debe promocionar aquí, lo que no puede hacer en su país Cuba, aún respaldada por la ONU. Ella ha promovido su causa en ambos programas de la Mega TV. Ese canal lo vemos los cubanos ("nuestro vino es agrio pero es nuestro vino" J.M) y sin pecar de intransigente, nos damos cuenta de la falsedad de la Organización de la Naciones Unidas escogiendo a una cubana residiendo en Cuba como vocera acerca de crear conciencia sobre la violencia doméstica. Con esto la  ONU la está involucrando a la protesta dentro de su país o  hacerse los desentendidos acerca de la gran violencia que sucede en Cuba día tras día. Haila tendría que enfrentar al régimen castrista para que los hombres de la seguridad del Estado no golpeen a las mujeres de la Organización de las "Las Damas de Blanco" o a Sarah Martha Fonseca y cientos más que son sometidas a la violencia gubernamental que es igual a la violencia doméstica generada en los hogares, porque esto sucede dentro de su propio país. El trabajo de Haila debe ser la música, que lo hace muy bien... y por moral debe analizar esa campaña que desgraciadamente ella no puede hacer cuando le pregunten si es vocera en Cuba también al respecto. Cualquier artista de cualquier país democrático debe aceptar esa proposición como una noble causa, pero una cubana ser cómplice de los miembros de la ONU por política, no está bien. Ojalá que Haila reconozca esta situación y de seguir en ella que participe enfrentando la violencia actual del régimen opresor donde vive,  o que la Organización de la Naciones Unidas investigue esa violencia que padecen los cubanos. Si no tiene el valor de hacerlo, no debe engañarnos tampoco, porque vivimos en mundos diferentes, y lo transcendental hubiese sido denunciar esa situación cubana en los foros de dicha Organización que tan preocupados están por ello, para que tomen medidas al respecto. Ahora todos son cómplices directos de las falsedades que se negocian en esa Organización. Haila en ese aspecto nos ha decepcionado.
En Youtube hay infinidad de videos que muestran la violencia en Cuba y los golpes que reciben los disidentes independientemente si son hombres o mujeres. Eso es tan cruel como la violencia doméstica dentro de los hogares cubanos. Haila debe verlos para que se lo reporte a la Organización de las Naciones Unidas.
Fotos de la cantante y el logo de la ONU fueron tomadas de la Internet.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada